¿Que es lo que ha pasado con el dedo?

Fué el pasado mes de Junio cuando empezamos a conocer y a relacionarnos con Karl.

Leer: Beneït dit

Café tras café, descubrimos que el problema de Karl no se reducía a la mala situación de su dedo. Sus frases repetitivas y la terquedad en hablar siempre de los mismos temas nos hizo sospechar de la posibilidad de sufrir algun tipo de transtorno mental.

– It’s possible today to have a coffee with you, Miquel?

– Hoy si, Karl. Te invito a un café y a un cigarrillo.

Sin prisas. Hablando de sus cosas y de sus temas preferidos. Respetando siempre la voluntad de no hablar de su dedo herido.

No sé. Creo que llegamos a congeniar.

Por otra parte, Víctor, el médico psiquiatra que me acompañó en alguna visita, restó urgencia a la necesidad imperante de tratar el dedo de Karl. Si, el dedo estaba mal, peró no había motivo para temer males mayores. Por otra parte, corroboró que Karl padecía algun tipo de enfermedad mental. La cuestión era dilucidar si Karl actuaba con libertad, aun sin negar su enfermedad mental, o bién había que considerar que la renuncia a autocuidarse era exclusivamente consecuencia de su delirio.

Nos dimos tiempo.

Nos dimos tiempo para seguir en la relación.

Tiempo de cafés compartidos. De respeto por su delicada situación.

Karl nunca ha aceptado acercarse hasta nuestro centro, aunque muchas veces ha estado a punto de seguirme. Solo es cuestión de tiempo. Todo el tiempo del mundo.

Pero algo ha ocurrido en unas semanas en que nosotros hemos estado ausentes.

Hace una semana lo vi de nuevo.

De hecho, casi ni me apercibo de su presencia si no es porque el me llama. Karl se había cortado el pelo y la barba. Su ropa ya no está hecha jirones y vuelve a usar zapatos en buen estado.

Que ha ocurrido Karl?? Como ha sido este cambio?

Karl explica que ha estado en un hospital porque su pelo y la piel del cuerpo eran nido de visitantes. Karl habla mucho más tranquilo que antes, más relajado. …Hablamos de las semanas en que no nos hemos visto…

El dedo!!! Me doy cuenta que ya no lleva el vendaje sucio con el que amagaba el pingajo de su dedo.

Pero ya no es negro su dedo. El dedo de Karl ha recuperado el tono rosaceo, indicando que por el vuelve a circular la sangre. Karl mueve el dedo como para demostrar que, aunque se le vé empequeñecido está totalmente curado.

Karl!! I think this is your miracle!!!

No sé lo que ha ocurrido relamente. Supongo que finalmente accedió a ir al hospital o quizas fué trasladado forzosamente.

No lo sé….

Pero me alegro. Me alegro enormemente que su dedo esté curado. Me alegro de que no tengamos ya ninguna excusa para seguir visitándolo, para seguir relacionándonos y estar pendientes de su situación.

Beneït dit!

Bendito dedo, porque por él iniciamos una relación de confianza. Quizás si que la curación del dedo ha sido un milagro. Lo que ha quedado de todo:

La relación entre las personas.

Miquel Julià

Anuncis

Quant a todoeltiempodelmundo

Soy Miquel Julià. Dicen que soy educador, pero en realidad soy persona. Mi quehacer discurre entre otras personas, en la calle, en hospitales,... Personas que se han visto arrojadas a vivir una situación de sin hogar. Miembro de Arrels Fundació. Barcelona
Aquesta entrada ha esta publicada en Historias sentidas. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

4 respostes a ¿Que es lo que ha pasado con el dedo?

  1. Dani ha dit:

    No creo que sea un milagro Miquel. Supongo que la magia de la relación entre personas a veces hace que (cómo decías en tu artículo anterior) empezase a quererse un poco más.

  2. Anna ha dit:

    Ostres, el dit d’en Karl està curat! Realment, me n’alegro. Però el que m’alegra i em satisfà més de tot plegat és que en Karl sap que el continuarem visitant, que hi continuarem sent, que el continuarem acompanyant… S’ha creat una relació i tenim tot el temps del món per enfortir-la, reforçar-la o… simplement, per continuar-la. I la clau d’aquesta relació és el respecte pel temps de l’altre.

  3. des de casa... ha dit:

    Buenas Miquel,

    Me alegro de las buenas noticias, de las buenas noticias d’en Karl…

    Tres cuestiones:

    1ª (y para mí, la más importante), LOS MEDIOS:

    Felicidades, leo que en la historia que explicas te acompañaba Víctor, “el médico psiquiatra…”, de nuevo felicidades. Nosotros somos una entidad que atiende diariamente a 80 personas en “situación de sin hogar” los 365 días del año. El 75% de las personas que vienen lo hacen asiduamente (4 días o más a la semana), 789 PERSONAS en el año 2006. Más del 50% sufren trastornos de la personalidad o enfermedades de salud mental.

    Me he puesto en contacto con el ESMES, (equipo de salud mental de calle de BCN) y estaban dispuestos a visitar nuestro Centro. De hecho, algunas de las personas que vienen a nuestro Centro están en seguimiento por este equipo (también de los SIS) o tienen constancias de ellos y estarían (Los ESMES) dispuestos a mantener reuniones con los profesionales. Pero para coordinarnos hemos de tener el permiso del ayuntamiento de BCN.

    Por parte del ayuntamiento se nos ha negado el acceso para activar dicho servicio. Se nos invita ha hacerlo a través del equipo de calle (SIS), hemos de informar al equipo de calle (del ayuntamiento) de nuestra zona y ellos activan el la atención. No tenemos ningún inconveniente, de hecho, creo que somos una de las entidades (o la que más) nos coordinamos con los SIS. Pero están los “puentes”, las “relaciones de confianza” que se establecen después de poco o mucho tiempo con las personas atendidas. Nos ponemos a disposición del ayuntamiento para ceder al ESMES nuestros espacios, nuestras puentes de confianza y relacionales (construidos con el tiempo, mucho tiempo), pero NO. Hemos de hacerlo a través de los SIS. A la mayoría de personas en situación de sin hogar, cuando le menciono Meridiana, SIS, Servicios Sociales, etc. me mandan literalmente a la “MIERDA.” Simplemente desconfían. CONOZCO A MUCH@S DE LOS TÉCNICOS DE LOS SIS Y LOS SERVICOS QUE PRESTAN Y OS ASEGURO QUE HACEN SU TRABAJO DE UNA FORMA EXCELENTE (a pesar de las condiciones laborales en las que han de desempeñar su trabajo) pero determinados usuarios desconfian de los servicios y no quieren ni oir hablar. También podría explicarte el beneficio que supondría para nuestros usuari@s, voluntari@s y profesionales la orientación y la experiencia profesional del ESMES.
    Bueno, “me lo comeré con patatas”.

    2ª cuestión: TE IMPORTO:

    Explicas: “Karl mueve el dedo como para demostrar que, aunque se le ve empequeñecido está totalmente curado”.

    Me da la impresión (hipótesis) que pensó: “Te preocupaste por mí, por mi dedo (tengo diez) pero he salvado al “enfermo”, el que a ti te importaba y quiero que veas Y QUE SEPAS que también he cuidado de mí, siento que te importo. He cambiado algunas cosas de mi vida por ti y por/para nosotros” .

    2ª cuestión: LA CONFIANZA/RELACIÓN POSITIVA:

    Tal y como dice Anna en su comentario: “Karl sap que el continuarem visitant, que hi continuarem sent, que el continuarem acompanyant…”

    Yo pensaría: Y si mañana necesito cualquier cosa, lo que sea…, ya sé a dónde ir!!, a quién preguntar!, están en mi línea!, hablan mi idioma y me entiende. Pero sobretodo me respeta. No lo dudes si yo fuese el Karld y tuviese un problema iría a buscarte/buscaros. por que sé que me dedicaras/eis… “TODO EL TIEMPO DEL MUNDO”

    Saludos,

  4. María ha dit:

    Bé, jo també estic contenta que el dit d’en Karl s’hagi recuperat i amb els comentari que ja s’han fet crec que poca cosa quedar per afegir, però el que està clar es que val la pena tenir paciència, anar fent sense preses i esperar, esperar… A mi això em costa però dona resultats.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s