Realmente, les ayudamos en algo??

Os presento un pequeño relato que describe una experiencia vivida por Josep y Mateu. A menudo nos cuestionamos si ese espacio de tiempo compartido con las personas que nos vamos encontrando sirve verdaderamente para algo.

Josep y Mateu nos lo responden:

 

 

Muchas veces Mateu y yo nos habíamos planteado la misma pregunta:

¿Les ayudamos en algo realmente?, tú ya me entiendes, no hablo de las duchas y de la ropa, sino de nuestras visitas semanales, ¿les ayudamos en algo realmente tan solo hablando con ellos y ofreciéndoles nuestros limitados recursos?

La respuesta nos llegó de una forma inesperada, mientras hacíamos nuestra ruta semanal de los jueves.

Aquella mañana, al verles de lejos, nos damos cuenta de que ella está llorando y él la consuela.

Siempre van juntos a todas partes. Hará un par de meses les ofrecimos por primera vez Arrels y al cabo de muy poco nos hicieron la primera visita. Habrán venido por el Centro unas cuatro o cinco veces, el pasado jueves por la mañana se ducharon y volvieron a pasar un rato por la tarde. ¡Todo un éxito diría alguno! Pero en el fondo nos seguía persiguiendo la misma pregunta ¿realmente les estamos ayudando en algo? porque ellos dos siguen en la calle, con su casita a cuestas que cabe en dos carritos de la compra, buscando de todo en los containers, ella, según nos ha contado, temiendo el ataque de algún desaprensivo y queriendo vivir los dos juntos en algún lugar con techo.

Hoy tan solo los saludamos, que tienen problemas, nos decimos.

Pero es ella, la que al vernos nos llama y nos explica que está muy triste porque no puede localizar a su madre con la que hablaba de vez en cuando, porque se ha ido de Madrid y no sabe donde está y que ha bebido más de la cuenta y que eso es lo que no quiere hacer, pero lo está haciendo.

Y de pronto le aparece la ansiedad, la falta de aire y el no poder respirar.

Su compañero que es mucho más joven que ella, hoy ha tomado las riendas y hecho todo un hombre la anima y la cuida.

La situación es delicada, ella insiste entre lloros y falta de aire, que quiere dejar de beber y no puede. A pesar de ser por la mañana, le ofrecemos pasar por Arrels para hablar con algún educador y los dos están de acuerdo, llamamos a Miquel y nos acercamos los cuatro hacia el Centro.

En el trayecto ha habido de todo, paradas donde le faltaba el aire para respirar, lloros, saludos a alguien del barrio, insultos, bromas y finalmente, mirándonos muy sería nos ha regalado la frase que contestaba a nuestra eterna pregunta:

“Si no fuera por vosotros, no se lo que sería de nosotros.”

Al menos ya sabemos que para ellos dos, nuestras visitas semanales, son una verdadera y cálida ayuda.

Josep y Mateu

20 Septembre 2007

Arrels Fundació

Anuncis

Quant a todoeltiempodelmundo

Soy Miquel Julià. Dicen que soy educador, pero en realidad soy persona. Mi quehacer discurre entre otras personas, en la calle, en hospitales,... Personas que se han visto arrojadas a vivir una situación de sin hogar. Miembro de Arrels Fundació. Barcelona
Aquesta entrada ha esta publicada en Colaboraciones. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

4 respostes a Realmente, les ayudamos en algo??

  1. Cristina ha dit:

    Sois luz.

    Y no sólo para ellos…

  2. Anna ha dit:

    I sou esperança.
    I permeteu-me, Mateu i Josep, contestar-vos des del meu punt de vista la vostra pregunta: “els ajudem realment tan sols parlant amb ells?”I és clar que sí!Potser no ho percebrem de seguida, o no es produirà aviat, potser caldrà temps… però acabarà passant, es crearà la relació, el vincle. I aquí comença tot.

  3. La pregunta que es fan en Josep i en Mateu nosaltres, a vegades, també ens la
    fem. Ens responem amb encert o no “potser quan ho necessitin tindran on o
    aqui recorrer, potser per uns moments algú els escolta” potser……., però,
    quan veus que com el Sr. Saez venen al centre i tenen un sostre per dormir
    dius …val la pena !, o no ?.
    Anna Maria Piqué

  4. torch ha dit:

    …es aquello de la semilla…
    Creo firmemente que SIEMPRE “ayudamos” al DAR algo: una palabra, un gesto, una actitud, un escrito…
    El problema es que pocas veces lo “vemos” o sabemos el “en qué” y el “cómo”.
    Según seamos, necesitaremos más o menos saberlo en concreto, pero la CERTEZA de que sí realmente ayudamos no debería abandonarnos nunca.
    Genial, eso de DAR… ¡envidiable!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s